La protección de derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) en Rumania

Talía Delgado June 30, 2012 1
La protección de derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) en Rumania

Foto: Patrik Millikin/sxc.hu

En la actualidad en más de 70 países del mundo se persigue a las personas por su orientación e identidad de género, e incluso en algunos países se siguen castigando las relaciones entre personas del mismo sexo con la pena de muerte.

La publicación en el 2007 de los Principios de Yogyakarta, cuyo objetivo es la aplicación de las leyes internacionales de Derechos Humanos en relación a la orientación sexual y la identidad de género, marcó los estándares básicos para que las Naciones Unidas y los Estados ratifiquen las normas legales vinculantes que los deben cumplir para garantizar las protecciones a los Derechos Humanos a las personas LGBT.

La situación de las personas LGTB en Rumania es muy similar a los de los países del su entorno, con un elevado rechazo social a las personas LGTB. El último informe sobre la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual encargado por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales y elaborado en el 2009 en colaboración con la Asociación LGTB rumana Accept describía la situación del siguiente modo:

“La homosexualidad sigue siendo un problema emocional, social y político en Rumania, se la sigue  describiendo a veces como un “vicio” o “pecado contra natura” y se siguen produciendo agresiones  físicas contra las personas LGBT sobre todo durante las marchas del orgullo. Figuras públicas religiosas tienen actitudes negativas hacia las personas LGBT y parecen jugar un influyente papel en la formación de la opinión pública y política  fomentando una campaña cultural contra los derechos de LGBT”.

Las relaciones homosexuales en privado fueron despenalizadas en 1996, aunque hasta el año 2000 pervivió la legislación que castigaba su manifestación pública. En el 2002 se abolió definitivamente el último artículo del código penal (Art. 200) que imponía penas de cárcel para las personas que tuvieran cualquier tipo de relación homosexual tanto en público como en privado.

Rumania adoptó la legislación general europea contra la discriminación en el 2000 (directiva de igualdad)  creándose, para garantizar su cumplimiento, el Consejo Nacional de Lucha contra la Discriminación (CNCD), un organismo nacional para hacer frente a todas las formas de discriminación, incluida la  orientación sexual. Entre sus competencias figura la prevención de la discriminación a través de campañas educativas, mediando entre las partes, investigar de oficio o mediante denuncias y sancionar la discriminación. El Consejo Nacional de Lucha contra la Discriminación puede emitir sanciones administrativas, multas y recomendaciones. Tal y como denuncian las organizaciones sociales por los derechos de las personas LGTB en sus informes normalmente cuando el autor es una autoridad pública el Consejo sólo emite recomendaciones y ningún tipo de sanción económica.

Durante el período comprendido entre la legalización en 1996 de las relaciones homosexuales en privado y el ingreso en la UE en 2007, el gobierno rumano ha elaborado leyes que castigan las actitudes discriminatorias. En el 2002 se igualó la edad de consentimiento de las relaciones sexuales entre hetero y homosexuales en los 15 años. No se reconocen las parejas del mismo sexo si bien las lesbianas pueden acceder a procedimientos de reproducción asistida. Todos estos cambios progresistas han situado a Rumania como uno de los cinco países donde ha habido un progreso ejemplar en combatir abusos basados en orientación sexual e identidad de género. En este grupo se encuentran también  España, Sudáfrica, Brasil y Fiji.

Desde el 2005 se celebra la marcha Anual de la Diversidad LGBT. Inicialmente las autoridades se negaron a permitir la primera marcha. Al final fue autorizada generando una fuerte reacción contraria de grupos religiosos, los partidos conservadores y grupos ultraderechistas que atacaron a los participantes. Las marchas del 2006 y 2007 fueron autorizadas pero se siguieron produciendo ataques sobre los manifestantes. Desde entonces las marchas aunque son autorizadas cada año siguen siendo objeto de recursos e impedimentos administrativos.

Como miembro de pleno derecho de la Unión Europea, Rumanía desde el 2007 ha de cumplir todas las normativas europeas, entre ellas las de no discriminación por motivos de orientación sexual. En la actualidad los rumanos homosexuales ya no son castigados por las leyes y están defendidos por las leyes anti-discriminatorias, aunque no disfrutan de derechos tales como el matrimonio y la unión civil entre personas del mismo sexo.

En los últimos años el Consejo de Europa ha incrementado la atención prestada a las violaciones de los derechos humanos que afrontan las personas LGTB, ha publicado varios informes y ha realizado recomendaciones a sus Estados miembros que aunque no son legalmente vinculantes, contribuyen a la labor de sensibilización sobre la situación de las personas LGTB en toda Europa.

En este sentido el pasado 24 de mayo la Eurocámara publicó una resolución para luchar contra la homofobia en Europa en la que condena las leyes y la violencia homófobas presentes en algunos países europeos y reclama a los Estados miembros que consideren dar acceso a la convivencia, la unión registrada o el matrimonio a los ciudadanos homosexuales, bisexuales y transexuales. Los diputados expresaron su “profunda preocupación ante actuaciones que restringen la libertad de expresión y de reunión partiendo de ideas erróneas sobre la homosexualidad la transexualidad”. Asimismo, consideran que “los Estados miembros de la UE deben ser ejemplares en el ejercicio y la protección de los derechos fundamentales en Europa”.

 

Un comentario »

  1. Jorge July 2, 2012 at 18:58 - Reply

    ¡Bien por el progreso en el cumplimiento de la Ley!. ¿Hasta cuando seguiremos hablando de los derechos de gays, lesbianas y transexuales como algo diferente? Hasta que no se asuma con normalidad las diferentes orientaciones sexuales no tendremos una sociedad justa e igualitaria.
    Muy bien tratado el tema Hispatriados.

Deje su comentario »

Click here to cancel reply.