Piaţa Universităţii, kilómetro 0

Denis Diaz February 8, 2012 0
Piaţa Universităţii, kilómetro 0

Foto: Luca Col | Trekearth.com

Los imponentes edificios del hotel Intercontinental, de la Universidad, del Teatro Nacional y del Hospital Coltea no despejan la primera impresión, que la plaza – que a fin de cuentas es más un cruce – probablemente hubiera sido un lugar anodino si hubiese estado ubicado en otro lugar.

Lejos del monumentalismo ostentoso de la Casa del Parlamento y del Bulevard Unirii o de la inspiración clásica y afrancesada de Calea Victoriei, el visitante encontrará con dificultad rastros de los acontencimientos de 1989 y de 1990, recordados por una simple cruz frente al Teatro. Sin embargo, como lo resalta el tráfico y la presencia del pasaje subterráneo Bălcescu que permite a los peatones ahorrarse cómodamente un buen susto al tratar de atravesar uno de los lugares mas transitados de la ciudad, Piaţa Universităţii es el centro geográfico y más o menos oficial de Bucarest.

La ubicación céntrica y la discreción relativa de Piaţa Universităţii dicen en si mucho sobre la capital rumana. Mezcla improbable de zonas residenciales, de barrios de negocios y de bloques que han sufrido a la vez los estragos del tiempo y las ambiciones del urbanismo socialista, Bucarest no es una ciudad que se deja desvelar facilmente. Como lo demuestra probablemente el proverbial mal carácter de los taxistas de Bucarest, el bucarestino promedio pasa mucho tiempo en los transportes, al igual que en otras grandes ciudades.

Pero a pesar de ser poco amigable para los peatones – el recientemente renovado barrio de Lipscani y la Calea Victoriei siendo las más notables excepciones – Bucarest se deja mejor descubrir a pie, al visitar una taberna asoleada a la vuelta de una esquina o entre dos bloques donde se esconde una vieja iglesia ortodoxa…

Si algunos pueden encontrar Piaţa Universităţii poco impresionante a primera vista – impresión que probablemente empezará a cambiar con las renovaciones del Hospital Colţea y del Teatro Nacional – en todo caso es un buen punto de partida para descubrir Bucarest andando, sino el mejor. Su proximidad con los barrios más animados propicia las (buenas) sorpresas y ha hecho del Pasaje Bălcescu un popular punto de encuentro.

Los rumanos lo tienen claro: el mojón al pie del Teatro Nacional recuerda que es el « kilómetro 0 » de Rumania. De alli brotó la democracia y alli empiezan todas las rutas…

Deje su comentario »