“Existes cuando cuentas en el sentido político”, Ciprian Necula ( Fundador de la Plataforma Aresel)

Talía Delgado October 15, 2020 0
“Existes cuando cuentas en el sentido político”, Ciprian Necula ( Fundador de la Plataforma Aresel)

Foto: C.N

Aresel significa ¡Basta! en romaní y es el nombre de la plataforma cívica creada en 2018 por Ciprian Necula, un activista rom, doctorado en sociología, profesor universitario de políticas públicas y etnicidad. Un todoterreno, que ha trabajado para instituciones gubernamentales y no gubernamentales a nivel nacional e internacional.Un activista a tiempo completo que movido por sus propias experiencias y frustraciones ha decidido buscar otra forma de abordar los problemas sociales con los que se enfrentan los rom en Rumanía.

Aresel nace como respuesta a la discriminación y falta de participación política de los rumanos de etnia rom y su objetivo es combatir el racismo, las desigualdades sociales, políticas y económicas existentes entre los rom y el resto de la población mediante su implicación activa en la vida pública.

Mi faceta de activista viene de una frustración personal al no sentirme bien como gitano, debido a los estereotipos, con los que he crecido, sólo tenía dos opciones, negar mi identidad o mostrarla, así como la conozco. Mis experiencias y la imagen social general eran opuestas se hablaba del gitano infractor cuando en mi familia nadie lo era, del gitano sin educación cuando en mi familia todos tenían educación, el gitano sucio… de nuevo nada que ver con mi realidad cotidiana y te dabas cuenta de que se hablaba de otra realidad que no se reencontraba en la mía. He vivido varias situaciones que me han hecho preguntarme cosas, buscar respuestas y ser proactivo. El contexto social te empujaba a hacer algo, a veces sentía que el racismo me sofocaba no sólo a mi sino todo lo que implica ser gitano. Soy rom y no veo el motivo por el que debería sentirme inferior o acomplejado. Recuerdo de pequeño que cuando un rumano hacía algo malo se le decía “no seas gitano”, si robaba se le decía “robas como un gitano”, todo lo que era malo y negativo era gitano, y eso me ha hecho pensar que quizá el problema está en la sociedad rumana, una sociedad poco avanzada, llena de estereotipos y prejuicios. Hubo hace años una futbolista roma que jugaba en el Steaua de Bucarest que se llamaba Bănel Nicoliţă, un jugador bueno y apreciado. Un día en uno de los partidos contra el Real Madrid marcó un gol, desafortunadamente en propia puerta y de repente pasó de ser apreciado a ser el gitano idiota, el gitano malnacido, es decir se activó la distinción étnica en cuanto cometió un error.

A lo largo de mi vida he pasado por todo tipo de experiencias de discriminación, de curiosidad, de exotismo y hubo un momento importante que me encauzó más aún hacia el activismo y fue conocer a Nicolae Gheorghe, sociólogo, creador del movimiento rom de los 90 y mi mentor durante quince años con el que tuve la suerte de trabajar en diversidad de temas y proyectos, con él podía hablar de todo, a veces teníamos charlas de 12 horas.Prácticamente he renunciado a hacer muchas cosas para quedarme en esta zona de activismo porque no se han resulto muchos asuntos y queda mucho por hacer. Los motivos son evidentes y conviven en el ADN rumano tiene que haber alguien inferior en la escala social y los rom/gitanos son perfectos para esto, el problema es que socialmente los gitanos también han adquirido estos prejuicios y hablan sobre otros gitanos de la misma manera.

Cada día tengo motivos para desmotivarme y cada día busco recursos para no caer en ello y seguir peleando, el racismo no me desmotiva, al contrario, es un factor de movilización para mí, lo que me desmotiva es la forma en que algunos rom han decidido hacer política peor aún que los políticos rumanos. En las comunidades rom se han acostumbrado a ser tratados de una determinada manera y aceptan ser maltratados a cambio de obtener pequeñas cosas. Por ejemplo, ahora durante la reciente campaña electoral los políticos han ido a ofrecer regalos a las comunidades a cambio de sus votos. Los políticos compran al líder de la comunidad que fuerza a los demás para que voten por ese candidato y así es como la gente de las comunidades rom acepta votar con determinados partidos políticos porque no tienen otra alternativa y esto me enfada mucho.Otro problema es la rivalidad o competitividad entre diferentes asociaciones gitanas relacionado no tanto con los recursos sino con el tipo de discurso, por ejemplo algo que quizá no se sepa es que hay grupos más conservadores de rom casi xenófobos, homófobos y misóginos pero tenemos también extrema izquierda que se denominan pro LGBT y feminista y que tienen discursos anti rumanos similares a los conservadores ambos son problemáticos por su extremismo. Existe un movimiento tradicionalista fuerte que ha calado mucho entre las comunidades sobre todo porque la religión evangélica ha contribuido a difundir ese mensaje como ha sucedido en otros países, por ejemplo, en España.

A lo largo de los años he logrado ser bastante realista si antes me imaginaba un mundo libre de racismo ahora entiendo que no va a ser así, que el racismo va a estar presente todo el tiempo a nivel social y tenemos que gestionarlo de modo que los comportamientos racistas sean castigados porque como fenómeno no va a desaparecer. Lo que deseo es que los rom se den cuenta y sean conscientes de su potencial político y social. Nicolae Gheorghe, antes de morir, me dijo “hemos nacido demasiado tarde para el siglo XIX demasiado tarde para construir un movimiento social en el que exista una noción de nación rom y demasiado pronto para lo que está por venir” . Estas palabras me generaron un dilema personal ¿qué está por venir? Lo que va a venir es, aparte de este mundo global y tecnológico, que los rom han comenzado a desarrollarse económicamente, mi sueño o lo siguiente que me gustaría ver es que sean conscientes de su poder político para que puedan mejorar las condiciones de vida de las comunidades en las que viven, una especie de despertar étnico alrededor del cual se construya una nación política, no una cultural. No queremos solo la cultura de bailan muy bien, su artesanía es muy bonita, esto no importa, para mí existes cuando cuentas en el sentido político.

Esta idea se reencuentra en mi actual proyecto, la plataforma Aresel, que apareció también como fruto de esa frustración personal acumulada. Inicialmente creé una ONG con Nicolae Gheorghe con el que trabajé durante muchos años, allá por el 2007comenzó un movimiento rom interesante a raíz de la entrada de Rumania en la UE, muchas ONG´s se han ido a la zona de servicios para proyectos europeos, no existía tanto activismo como antes y las ONG´s se dedicaban en su mayoría a gestionar proyectos europeos para el Gobierno. Durante un tiempo trabajé en este tipo de proyectos al tiempo que lo compaginaba con labores periodísticas para diversos medios entre ellos la televisión nacional TVR donde hice varias campañas sociales con el mismo objetivo, reducir la brecha social entre los rom y los rumanos lo que ha sido siempre el centro de mi batalla personal.Posteriormente trabajé en el lado gubernamental como Secretario de Estado del Ministerio de Fondos Europeos. Victor Ponta, que era Primer Ministro entonces, me invitó a trabajar para el Gobierno porque le provoqué públicamente, cuando él hablaba sobre la pobreza y le dije que no tenía ni idea de lo que significaba pobreza. Le expliqué que teníamos a 160.000 de personas sin carnet de identidad a lo que me respondió ¡Imposible! Después de verificarlo se dio cuenta de que su teoría sobre la pobreza era un poco irrealista porque no entendía la sociedad en la que vivimos. Así fue como me propuso trabajar para el Gobierno, primero me ofreció el Ministerio de Exteriores a lo que respondí ¿Estás bromeando? ¿Quieres usarme fuera para decir mira tenemos un gitano interesante? No, gracias. Finalmente me ofreció trabajar con Fondos Europeos.

Después de esta corta etapa en política y en la zona gubernamental decidí regresar al activismo donde puedo hacer mucho más que sólo proyectos puntuales. He logrado desligarme de la rueda de los proyectos para reactivar algo que Nicolae Gheorge ya había creado, una red de activistas europeos de nueva generación, una red internacional con el objetivo de reinventar el activismo rom porque estaba muerto y hoy en día activismo rom no significa sólo gritar y pedir derechos significa movilizar a los rom para exigir esos derechos.Así es como nació nuestra plataforma nacional Aresel. Nuestra primera acción en el 2018 fue una protesta, ni siquiera teníamos pensado crear un movimiento, entonces era sólo una protesta en contra del racismo en Rumanía, Italia y en Ucrania dónde entonces había habido casos de disparos, desalojos y ataques a los rom. A esta protesta acudio el mayor número de rom hasta el momento, 1000 personas, entonces nos ha parecido un logro pero pensando en las cifras si consideramos que hay 2 millones de ciudadanos rumanos de etnia rom y aquí han venido 1000 de los cuales 34 eran rumanos, significa que tenemos un problema, no tenemos capacidad de movilizar a las personas para exigir sus derechos.Esta primera experiencia ha sido un shock para nosotros y tras la alegría inicial nos dimos cuenta de que quedaba mucho trabajo por hacer y que había que trabajar con las comunidades, que era hora de crear una red de cooperación nacional entre ellas, trabajar a nivel local y crear grupos capaces de generar movimientos cívicos con ambiciones políticas, no electorales, porque aquí generalmente existe el problema de que los rom piden derechos pero no son conscientes de que nadie te los va a dar, necesitamos acciones concretas midiendo que es lo que podemos realmente conseguir.

En las últimas elecciones europeas hicimos una petición, un manifiesto que firmaron 60.000 rom de diversas comunidades , que enviamos a todos los partidos políticos. Creamos además un fórum político logrando por primera vez en la historia de Rumania que se celebrara un debate entre rom y candidatos políticos. Por un lado, los propios candidatos se sorprendieron de que hubiera un intercambio de ideas porque en general las comunidades rom son percibidas como masa de voto para comprar al mejor postor y ahora venían con peticiones concretas a nivel europeo porque habían sido instruidos en los grupos comunitarios para entender el rol de las Europarlamentarias, que hace el Parlamento Europeo etc. Eso mismo hicimos en las elecciones presidenciales del año pasado cuando tanto Viorica Dancila como Klaus Iohanis han hablado públicamente de las peticiones de las comunidades rom firmadas por 40.000 personas. Ahora en las recientes elecciones locales hemos seguido el mismo sistema, en cada comunidad donde existen rom existen peticiones a cada candidato, ellos mismos han rechazado los clásicos sobornos electorales de productos que distribuye la alcaldía para lograr que voten su candidatura y han solicitado mejoras concretas en las infraestructuras de sus comunidades.

Lo que intentamos con Aresel es despertar la conciencia del potencial político de los rom, me gustaría que fueran una minoría política y no una étnica. Y hemos de ser cuidadosos para no parecer los salvadores, no estar en el centro de atención sino darles voz, darles a ellos el protagonismo y que decidan como hacerlo. En algunas comunidades ha habido mucha reticencia, cuando vas y les explicas que quieres hacer te preguntan para qué y qué beneficio sacamos si lo hacemos. Hay que tener paciencia y explicarles bien que es lo que propones. Tenemos una red de jóvenes a nivel nacional, hemos intentado con todo tipo de personas, hemos encontrado personas muy corruptas dentro de las comunidades que han incluso falsificado firmas, menos mal que hemos verificado cada una de ellas. Hemos creado ahora una base de datos de personas interesadas y de confianza para implicarlas en diferentes actividades no hacerles que firmen una petición y hasta luego. Tal y como hemos encontrando comunidades muy reticentes otras han visto esperanza en esta forma de hacer las cosas sienten que finalmente su voz se escucha. Tenemos una comunicación muy fuerte de sus acciones en redes sociales y en los medios de forma que vean reflejados sus esfuerzos a nivel nacional.  No es sencillo cambiar formas de pesar y de hacer las cosas, pero creo que hay mucho potencial en las comunidades para que en tiempo haya cambios. Hace un mes durante la campaña para las locales participamos en un debate en una aldea cerca de Călărași y por primera vez toda la comunidad se ha sentado a debatir con los candidatos a la alcaldía, candidatos que cuando hablaban con los rom estaban nerviosos y los rom han sentido su poder y se asombraban de que habían podido hablar cara a cara con su alcalde por primera vez.

No tenemos ambiciones electorales estaría bien que hubiera un partido político serio para los rom pero de momento cualquier proyecto que cambie la dirección de Aresel sería una traición para las comunidades, queremos darles voz luego si hay rom capaces de capitalizar esto como para generar un partido político es otra historia.A veces cooperamos con otras organizaciones que trabajan con rom, dialogamos con todos tenemos interacciones incluso con los extremistas sean conservadores o no. Dentro de la parte política de los rom hay muchos que me detestan porque les acuso de que en vez de hacer campaña para ellos y su partido se dedican a captar los votos de los rom para otros partidos y no entiendo que siendo políticos no pidan el voto para ellos y eso tiene que ver con el poder porque hay ¨recompensas¨ para quienes logran traer esos votos al partido que los necesite. Pueden recibir determinados puestos, privilegios económicos, contratos etc porque tradicionalmente los roma son una masa de voto negociable.Hace poco un político rom me decía que ayudaba al alcalde de no sé qué partido a que saliera elegido porque le había prometido a su hija un puesto en el Ayuntamiento y yo le decía pero eso no significa nada no ayuda a los rom y él me decía, “nos da poder y luego podemos ayudarlos nosotros”,  no veía que sólo ayudaba al alcalde a lograr su objetivo pero que los rom no iban a obtener nada sólo él personalmente y me decía “tenemos que comer nosotros también ¿no?” . Y no es que no lo entienda pero si lo haces hazlo al menos en tu interés con un 50% de población rom en ese lugar él podría ser elegido alcalde.

Este modelo está muy extendido, pequeños corruptos con tratos y negocios de todo tipo con las alcaldías a cambio de sus servicios electorales, no tienen ambiciones más allá de su propio bienestar personal, por eso la política rom es inexistente o está comprometida por estos motivos. No existe desde este punto de vista una clase política rom y los cambios legislativos que se han ido llevando a cabo prácticamente perpetúan a los actuales representaste políticos rom en sus puestos e impiden que entren nuevos candidatos que puedan competir con ellos .Los partidos políticos rom son un fiel reflejo de los partidos políticos rumanos porque los votos por los que los partidos políticos rom luchan no son para ellos sino para el partido con el que tienen el trato, se venden al mejor postor. Otros partidos u ONG´s con objetivos políticos o electorales hacen lo mismo, es una práctica generalizada por desgracia. Por ello he tenido que acudir a las comunidades para construir con ellos, es la forma en la que encuentro consuelo a mis dilemas, ahora que no puedo consultarme con Nicolae, porque ellos saben muy bien que hay que hacer y entienden el mecanismo, incluso la compra de sus votos porque son conscientes que su voto de todas formas no cuenta y mejor sacar algún beneficio que ninguno.

En la actualidad los problemas principales con los que se enfrentan los rom son el racismo, los prejuicios y la falta de acceso a recursos, esto sucede en todas las comunidades rom indiferentemente de su nivel cultural o de riqueza. Problemas sociales derivados del racismo que ha llevado a la marginalización social de las comunidades rom lo que a su vez ha generado una vulnerabilidad económica que les ha obligado a buscar actividades económicas alternativas.La situación de los rom en Rumanía difiere de la del resto de Europa dado que aquí fueron esclavizados durante 500 años y aún no existe ningún tipo de reconocimiento o compensaciones por los daños derivados. En general ha existido mucha opresión y persecución en contra de los rom a lo largo de la historia de Rumanía, aunque también cosas positivas como el Comunismo, no lo defiendo personalmente como régimen, pero socialmente para los rom ha sido beneficioso, eso dicen ellos mismos porque han contado con protección social y desarrollo en el sentido de acceso a recursos y les ha dejado ser parte de la sociedad y no marginalizado como en otros períodos históricos.

El racismo es un problema de naturaleza política y la falta de recursos es un problema socioeconómico, pero ambos están relacionados, no puedes intentar resolver una sin resolver el otro y es así como lo abordamos nosotros de forma multidisciplinar. Los problemas se pueden individualizar si quieres ser más específico por ejemplo un niño rom no tiene acceso a la escuela, cuando lo tiene es discriminado y maltratado por sus compañeros. Pero pongamos que el niño se siente bien en la escuela y ahora pensamos en el tipo de educación que recibe que es monocultural y llena de prejuicios racistas, Stefan Cel Mare gran héroe que tenía esclavos, los proverbios rumanos llenos de ejemplos negativos hacia los rom que pueden acomplejar a los niños y tiene dos opciones, luchar con el sistema para demostrar que es otro tipo de rom o renunciar y abandonar. En la primera opción puedes elegir entre sacar buenas notas o pelearte y pegarte con todos los que te acusen de algo. Es un círculo vicioso que requiere una solución integral simultánea en todas sus dimensiones. Y esto es lo que sucede desde hace mucho tiempo en Rumania que se han puesto parches o intentado iniciativas en una sola dirección y han fracasado porque han dejado de lado las otras variables. Un ejemplo lo tenemos en una comunidad rom de un pueblo donde se han dado cursos de formación en panadería a todos los miembros de la comunidad, se han comprado hornos, se ha hecho la panadería, una tienda y no han vendido ningún pan porque nadie había pensado que en ese pueblo los rumanos no iban a comprar el pan hecho por los ¨gitanos¨. Nadie había previsto este problema y por eso la iniciativa ha fracasado.

Verbalizar los problemas de los rom es sólo es un primer paso, pero no van a resolverse porque los grites. Una participación pública verdadera y efectiva de los rom en las instituciones que toman las decisiones es lo que se necesita. Por ejemplo en las concejalías de los ayuntamientos, en los plenos los rom tienen que estar presentes cuando se deciden presupuestos, infraestructuras, hasta ahora no se han implicado ni han sido implicados en la toma de decisiones, muchas comunidades han esperado un salvador que les resuelva la situación. Tienen que darse cuenta que sólo ellos implicándose pueden cambiar las cosas, tienen que ser conscientes de su poder local y de su influencia por el simple hecho de estar presentes. Muchas políticas gubernamentales resuelven sólo una parte del problema porque siempre habrá un funcionario racista que interprete las normas a su manera, una ong que va a tener otros intereses y el racismo y la corrupción van de la mano es muy sencillo evacuar un bloque de apartamentos de ¨gitanos¨¨ y construir en su lugar un hotel de cinco estrellas como ha ocurrido en Roman y puede pasar lo mismo en cualquier momento si las personas no usan su poder colectivo para oponerse. Hay que acabar con el servilismo a los líderes sean estos locales, políticos, funcionarios porque es una relación de sometimiento no de poder ciudadano. Hay que aprender a contestar también a los líderes dentro de las propias comunidades porque no puede ser que uno vaya al ayuntamiento a pedir algo y el representante de los rom con la administración te diga ¨calla que ya hablo yo con él¨. A veces es difícil convencer a una persona de que puede oponerse al alcalde porque para ellos tiene consecuencias, por ejemplo, una persona de una comunidad me dijo que él no podía hacer una petición al alcalde porque tiene una tienda y es posible que se la cierren y hay que entender esto también. Es un esfuerzo grande porque cambias formas de ser y aquí es beneficiosa la interacción con los migrantes, con rom que han vivido fuera en otros países europeos y han visto otros modelos, otras formas de hacer las cosas, no se conforman y tienen otras pretensiones de las autoridades.No queremos hablar por los rom queremos que ellos encuentren su propia voz y la usen para crear un movimiento capaz de exigir sus derechos no de forma dogmática sino a través de la participación pública. Si en tu comunidad no tienes agua, piensas cómo lo resuelves, existe un presupuesto, unos planes de construcción en el ayuntamiento entonces vas y participas en los plenos y usas los mecanismos existentes para obtenerlo.

Todo esto lo hago con placer porque después de tantos años he pasado por muchas etapas, gubernamentales, no gubernamentales, antigubernamentales, intergubernamentales y de todas estas experiencias he aprendido que lo único que cuenta son las personas que exigen sus derechos, los gobernantes prestan atención a esto.

 

Deje su comentario »