Octavo día, octavo punto

Talía Delgado February 8, 2017 1
Octavo día, octavo punto

Foto: Hotnews.ro

Los manifestantes de la Plaza no renuncian y prosiguen el octavo día de protestas. Mientras los contramanifestantes apostados frente al Palacio Presidencial ya suman tres días consecutivos. Ambos siguen manteniéndose firmes en sus posiciones. Por las redes sociales se pide a los manifestantes de la Plaza que mantengan la protestas en la medida de lo posible hasta el viernes. Para el fin de semana se esperan de nuevo grandes manifestaciones.

Bucarest ha amanecido nevado y seguirá haciéndolo todo el día. Se espera un temporal de nieve y viento en los próximos días en Rumania lo cual sin duda afectará a las manifestaciones probablemente reduciendo el número de participantes.

En la Plaza anoche unas 9.000 personas volvieron a concentrarse al grito de Cada día aquí estaremos y dimisión, dimisión. A las 21.30 se encendieron de nuevo las pantallas de los teléfonos, algo que se va transformando en un ritual y los manifestantes cantaron el “Inmnul Golanilor” (Himno de los Gamberros) una canción protesta emblemática en los años 90 durante la Golaniada (Gamberrada).

Golaniada es el nombre que el Gobierno de entonces dio a las protestas, golan(gamberro) es el apelativo que el presidente Ion Iliescu dio a los protestantes. Este término fue inmediatamente adoptado por aquellos que protestaban a favor de la democracia y se oponían al comunismo. La Golaniada comenzó debido al malestar popular por la evolución de la vida política rumana tras la caída del Comunismo.

También conocido como Fenómeno de la Plaza de la Universidad duró 53 días y reunió cada noche a unas 50.000 personas en el kilómetro cero de la capital. Está considerada la mayor protesta de la historia de Rumania, sobrepasada de largo por las nuevas protestas, y la mayor protesta anticomunista de Europa del Este tras la caída del Telón de Acero.

Durante esos días el kilómetro cero de la capital y la Plaza de la Universidad se declaró “zona libre de neo comunistas”. Intelectuales, estudiantes, trabajadores y cualquier persona presente en la plaza podía tomar la palabra desde la “tribuna de la democracia”, un balcón desde donde podían hablar libremente en la Plaza.

Las principales peticiones de los manifestantes eran: juzgar a los responsables de los crímenes producido durante la Revolución del ’89, desligar a la Televisión Nacional del partido en el poder y del Estado en general y depurar del gobierno a los antiguos comunistas en apoyo al famoso Punto 8 de la Proclamación de Timișoara, un manifiesto con peticiones que se elaboro en los ’90 en la ciudad donde comenzó la Revolución del ’89. El octavo punto de la Proclamación solicitaba una ley electoral que impidera la candidatura en cualquier partido político durante tres mandatos consecutivos a antiguos miembros de la policía secreta o del partido comunista.

Durante las recientes protestas de estos días en Timișoara los manifestantes de la Plaza de la Ópera han releído el Punto 8 de la Proclamación.

La organización cívica “Iniciativa Timișoara” han creado una nueva versión de dicho `punto adaptada a los nuevos contecimientos políticos en el que se pide que no haya condenados o personas encausadas en funciones públicas. Asimismo han elaborado una Proclamación con ocho puntos simbólicos de reivindicaciones  :

  1. A partir de ahora que ningún gobierno, sea del color que sea, repita lo ocurrido con el Decreto Ley número 13.
  2. Organización de un referedum anticorrupción.
  3. Control constitucional de cualquier Ley o Decreto que se realice.
  4. Conceder la Tribunal Constitucional poderes para poder suspender la aplicación de actos normativos susceptibles de violar la Constitución.
  5. Despolitización de los cargos públicos y que sólo puedan ocuparse cargos por concurso.
  6. Establecer la incompatibilidad entre funciones ejecutivas y legislativas
  7. Eliminar la necesidad de aprobar en el Parlamento una autorización para la investigación penal de los congresistas y senadores.
  8. Sin condenados o personas encausadas en funciones públicas.

 

Letra del Himno de los Gamberros

Érase una vez como en los cuentos

Érase en Rumanía

una pandilla de “gamberros”

que alejó la esclavitud.

No nos hemos confundido nunca

con la “gente de bien”,

llamados sin vergüenza neocomunistas.

Estribillo

Antes vagabundo que traidor

Antes provocador que dictador

Antes gamberro que activista

Antes muerto que comunista

 

Queremos libertad,

no comunismo

tampoco cambios de forma,

por eso securişti “(policía política)

no nos dicteís la norma.

No queremos neocomunistas

y tampoco neolibertad, “demócratas” originales

o mentiras a la cara.

Estribillo

Nos habeís preguntado que queremos

pero lo sabe todo el país,

qué apoyamos el punto 8 de Timişoara

que caiga cuatro, siete y tres que tiene TVR (Televisíón Pública Rumana)

atando en sus cadenas hasta las palabras. (la libertad de expresión)

Estribillo


Fuentes: propias, medios de comunicación rumanos y wikipedia.

 

 

Un comentario »

  1. Claire February 16, 2017 at 01:29 - Reply

    !Qué poco sabemos de la historia y la resistencia del pueblo rumano!.
    Hay que recordar para mantener la memoria de los que lucharon antes que nosotros

Deje su comentario »